Páginas vistas en total

viernes, 12 de julio de 2013

CRUZ ROJA NOS ACONSEJA

NOTICIA 

Madrid, 4 de julio de 2013

Beber abundante líquido, llevar ropa ligera y cubrirse la cabeza son algunos remedios para prevenir los efectos negativos del calor

Las personas mayores, los enfermos crónicos y los niños, son los colectivos más vulnerables ante las altas temperaturas.
Una situación prolongada de altas temperaturas diurnas, así como unas mínimas nocturnas superiores a 22º C, puede desencadenar efectos negativos para la salud de los madrileños y madrileñas. Debilitamiento, fatiga, dolor de cabeza, escasez de apetito, insomnio o calambres son sólo algunos de los síntomas ocasionados por el calor y que inciden negativamente en nuestra calidad de vida. 

Mientras persista la ola de calor, es fundamental poner especial cuidado y vigilancia en los más mayores y los más pequeños; los colectivos más vulnerables ante el calor. 

¿Cómo debo actuar ante una ola de calor? 

-Hay que evitar grandes esfuerzos físicos, sobre todo en las horas de más calor 

-Es necesario beber líquidos en abundancia, pero obviando las bebidas alcohólicas y las que contengan cafeína 

-Evitaremos las comidas copiosas, procurando consumir verduras, ensaladas, frutas y zumos, que nos ayudan a reponer las sales minerales que se pierden con el sudor 

- Nos refrescaremos cada vez que sintamos la necesidad 

-Permaneceremos el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados 

-Si necesariamente tenemos que salir a la calle, lo haremos bien protegidos y procurando estar el mayor tiempo posible en zona de sombra. 

-Evitaremos realizar ejercicio físico al aire libre, sobre todo en las horas centrales del día 

-Usaremos ropa clara, ligera y que deje transpirar. Y no nos olvidaremos de cubrirnos la cabeza con sombreros o gorras. 

-Pondremos atención en el cuidado de nuestra piel y saldremos a la calle con la loción aplicada. La crema, ha de contener filtros solares y ser adecuada a nuestro tipo de piel. 

-La mejor manera de evitar un incendio es no haciendo ningún fuego. Una simple chispa a la hora de hacer una barbacoa o quemar rastrojos, puede desencadenar un incendio de proporciones imprevisibles. 
-No tires al suelo cerillas, colillas, vidrios o cualquier material susceptible de originar un incendio. Y recuerda: lo mejor es no fumar en el campo.
http://www.cruzrojamadrid.org/sala_de_prensa/ola_de_calor_e_incendios_forestales/

No hay comentarios:

Publicar un comentario